Cerezo de flor - P. subhirtella -P. surrulata.

Orígenes y Descripción.

Los cerezos silvestres del Lejano Oriente se han cultivado e hibridado a lo largo de generaciones en el Japón hasta el punto que ahora existen cientos de cerezos de flor con flores sencillas, semidobles o dobles que van del blanco a diferentes tonos de rosa hasta el rosa rojo intenso.

Los orígenes exactos de estos híbridos no siempre están claros, pero son los más bellos de flor que se cultivan. El problema está en que toda esta belleza dura sólo una o dos semanas en primavera y después los árboles resultan poco atractivos relativamente, aunque el color del follaje otoñal tiene cierto interés.

Normalmente las ramitas y las hojas de estos árboles son demasiado bastas para dar una imagen refinada de bonsái. Es excepción P. Subhirtella “Autumnalis”, que posee unas ramitas delicadas, hojas pequeñas de agradable colorido en otoño y flores semidobles blancas o rosa pálida que aparecen sobre las ramas desnudas a todo lo largo del invierno siempre que haya un período sin heladas.

De los híbridos más grandes, vale la pena el cultivo de algunos, a pesar de su tosquedad, por la breve belleza de sus flores. Uno de los mejores es P. Serrulata “Kanzan”, de grandes flores dobles rosa oscura que suelen ocultar por completo las ramas.

Situacion o emplazamiento.

Pleno sol, proteger de las heladas en invierno y proteger las yemas florales cuando empiezan a hincharse de finales de invierno a principios de primavera, pues las aves pueden despojar a un bonsái de sus yemas en pocos minutos.

Riego

Diario en la estación de crecimiento, evitar que el agua caiga en las flores abiertas, pues se estropearían los pétalos; tratar de protegerlos de las lluvias fuertes. Regar poco en invierno, pero sin dejar que el suelo se seque.

Abonado

Cada dos semanas después de que haya acabado la floración hasta finales de verano.

Trasplante

Anualmente a finales de primavera, antes de que se abran las yemas o a finales de otoño. Usar una mezcla de suelo básica.

Poda

Pinzar después de la floración. Podar las puntas de los nuevos brotes cuando crezcan en verano. Podar las ramas en invierno cuando sea necesario.

Reproducción

Por injerto a principios de primavera.

Estilos

Apropiado para todos los estilos, excepto el de escoba y para todos los tamaños.