[]Abono

El más adecuado es el abono orgánico sólido para bonsái. Hay que abonar especialmente durante los períodos de crecimiento y formación de yemas (primavera y otoño). Si usas fertilziante químico líquido debes seguir las instrucciones del fabricante, generalmente cada 15 días, durante en primavera y otoño. En período de reposo vegetativo, dejar de abonar, salvo que su cultivo sea interior. No se deben abonar plantas débiles o enfermas, ni durante los treinta días posteriores a un trasplante o poda.